ALIMENTACIÓN ECOLÓGICA. ¿ALIMENTOS ECOLÓGICOS: ECOLÓGICO, BIOLÓGICO, ORGÁNICO? ETIQUETADO Y CERTIFICACIÓN ECOLÓGICA

ALIMENTACIÓN ECOLÓGICA

La alimentación ecológica es aquella basada en ingredientes que han sido cultivados o elaborados siguiendo un método de producción que integra varios elementos esenciales: el empleo de procedimientos y técnicas naturales, el respeto hacia los animales, la preservación del medio ambiente y la protección de la salud.

¿Alimentos Orgánicos, ecológicos o biológicos? El reglamento europeo (Reglamento (UE) 2018/848 sobre producción ecológica y etiquetado de los productos ecológicos) que regula los alimentos ecológicos protege todas las denominaciones y plantea los tres términos como sinónimos. Este Reglamento sienta los principios de la producción ecológica y establece las normas aplicables a dicha producción, a la certificación respectiva y al uso de indicaciones referidas a la producción ecológica en el etiquetado y la publicidad.

En el sector se utilizan en muchas ocasiones indistintamente los términos “ecológico”, “biológico” y “orgánico”. Sin embargo, es conveniente resaltar el uso que se le da a cada palabra en el mercado. En España la fórmula más habitual es “ecológico”, sin embargo en Alemania la más utilizada es biológico (biologisch), al igual que en Francia, siendo orgánico (organic) el término utilizado en el mundo anglosajón. Desde la Organización de Consumidores y Usuarios aclaran que “es solo una cuestión idiomática. ‘Ecológico’ es castellano; ‘Biológico’ en francés y ‘Orgánico’ en inglés”.

En definitiva, ecológico hace referencia a productos que proceden de una agricultura o ganadería ecológica y que cumplen con lo previsto en ellos, sometiéndose a los controles necesarios que verifican el cumplimiento de la normativa vigente.

Comida biológica es un término que define los alimentos destinados al consumo que han sido producidos sin productos químicos y procesados sin aditivos (carnes, productos agrícolas, vinos y bebidas) ni han sufrido modificaciones genéticas. Los alimentos ecológicos o biológicos contribuyen no sólo a una alimentación más natural y nutritiva sino también a una producción más acorde con el medio ambiente, menos contaminante y que respete la biodiversidad.

ALIMENTOS ECOLÓGICOS

Alimentos ecológicos son aquellos garantizados mediante su etiquetado que cumplen con los requisitos de producción ecológicos. Se denomina alimento orgánico al producto agrícola o agroindustrial que se produce bajo un conjunto de procedimientos denominados “orgánicos”. En general, los métodos orgánicos evitan el uso de productos sintéticos, como pesticidas, herbicidas y fertilizantes artificiales.

Las características generales son:

  • Provienen de la agricultura o ganadería ecológica. Son alimentos respetuosos con la naturaleza, porque se cultivan o producen de forma sostenible.
  • Se basan en prácticas amables con el medio ambiente, que minimizan el impacto humano, y garantizan que sean producidos de la manera más natural. Se potencia el uso de los recursos existentes en la zona, como el empleo de estiércol para fertilizarlas tierras de cultivo.
  • Se producen sin utilizar sustancias químicas de síntesis: pesticidas químicos, fertilizantes sintéticos y medicamentos. También se limita el uso de antibióticos para el ganado.
  • Se obtienen respetando el ritmo de crecimiento de plantas y animales. Para ello, se procura el bienestar animal de los animales de granja; de ahí que, por ejemplo, estos pasten libremente en el exterior y su alimentación contiene piensos ecológicos.
  • Se producen sin usar la manipulación genética. Está prohibido el uso de transgénicos, u organismos modificados genéticamente (OGM).
  • Son especies vegetales y animales seleccionadas por ser resistentes a enfermedades y con adaptaciones regionales, fomentando la cría en espacios abiertos y el aprovechamiento de los recursos cercanos a la zona de cultivo o cría. Se practica la rotación de cultivos con el fin de utilizar los recursos de forma eficiente.
  • Se elaboran sin adición de sustancias artificiales: aditivos, colorantes, saborizantes y aromas que no estén incluidas en una lista restringida de sustancias con autorización para ser usadas en la elaboración de productos ecológicos.

Cada característica concreta atiende a diferentes valores: respeto con el medio ambiente (sostenibilidad, biodiversidad y prácticas medioambientales respetuosas); respeto con el bienestar animal; método racional y sostenible de cultivo y crianza (conservación de los recursos naturales); calidad gustativa (sabor, aroma y textura) y basado en métodos de elaboración tradicionales.

ETIQUETADO Y CERTIFICACIÓN ECOLÓGICA

Los alimentos ecológicos llevan en su etiquetado la EUROHOJA que es el logotipo ecológico de la UE que certifica que son de producción ecológica.

Agricultura ecológica española

Para ser un agricultor o agricultora ecológico dentro de la UE es obligatorio que cumplas con los requisitos establecidos en la Reglamentación.

  • En nuestro país, las Comunidades Autónomas tienen la competencia sobre la certificación de la producción agraria y ecológica, y son ellas las responsables de exigir el cumplimiento de la normativa de la UE, así como de emitir sus propios sellos oficiales.
  • Este trabajo es realizado, en su mayoría, por organismos públicos dependientes de los correspondientes departamentos de agricultura autonómicos, pero también pueden proceder de entidades privadas sin ánimo de lucro, como es el caso de CAAE.
  • Esta etiqueta es similar en todas las comunidades autónomas (varían las tonalidades de color) pero cada una de ellas introduce dentro de este logotipo el nombre de su autonomía.
  • Son la garantía para la persona consumidora del cumplimiento de la normativa europea, e implican el paso satisfactorio de controles o inspecciones por parte de la granja o industria donde se ha cultivado o elaborado el producto.

La etiqueta de cada producto contendrá también un número que resumirá la procedencia del producto:

  • El código de la entidad certificadora, en el caso de España formado por las iniciales ES, que indica que el producto está certificado en España
  • Las iniciales del lugar de origen del producto, por ejemplo AN en el caso de que el producto proceda de Andalucía
  • Las siglas que hacen referencia a Agricultura Ecológica, AE en el caso de España
  • Un número de tres dígitos que identifica a la entidad certificadora.

¿Sabías que España es el primer país de la UE en superficie de producción ecológica?

Según la consultora Ecological, el mercado interior de productos “eco” facturó en 2018 unos 1.686 millones de euros. España es, actualmente, el primer país de la Unión Europea en superficie de producción agrícola ecológica. En su “Estrategia para la Producción Ecológica 2018-2020”, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha tratado de potenciar esta actividad, velando por los intereses de los agricultores.

Según el último informe oficial publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (2018), la superficie agraria útil en agricultura ecológica ha superado ya el 10%, con más de 40.000 productores y casi 2,25 millones de hectáreas, ocupando nuestro país la primera posición en superficie de la Unión Europea y la cuarta a nivel mundial.

Algunos links de interés son:

http://www.mapama.gob.es/es/alimentacion/temas/la-agricultura-ecologica/

Informe “Marketing Alimentos ecológicos, Manual de aplicación a la venta detallista, MAGRAMA”, 2009.

https://www.mapa.gob.es/es/alimentacion/publicaciones/ecologico.aspx

https://www.ecoticias.com/alimentos-ecologicos/200916/SOHISCERT-explica-ventajas-agricultura-ecologica

http://www.helpguide.org/articles/healthy-eating/organic-foods.htm

Dado lo importante que es una alimentación sana, considero que si tenemos a nuestro alcance alimentos ecológicos podemos mejorar nuestra dieta potenciando la ingesta de frutas y verduras libres de pesticidas, carnes sin antibióticos ni medicamentos, alimentos sin aditivos, colorantes, saborizantes y aromas.

Os invito a seguir disfrutando de la alimentación Ecológica, Biológica u Orgánica. Mi experiencia personal demuestra que son alimentos más sabrosos que nos recuerdan a los sabores de la infancia, son pues la mejor opción para degustar sanamente y disfrutar del placer de la buena comida tal.

“La naturaleza no hace nada en vano.”

Aristóteles

RECOMENDACIONES

  • ARTÍCULO recomendado: ¿Mejora la salud la comida ecológica?

Dos oncólogas Ane Escribano y Ana Castaño, expertas en nutrición oncológica y no oncológica de la Clínica Bruselas en Madrid opinan que comer bien y preferiblemente comida de origen ecológico, es decir, sin tantos pesticidas, es una idea que cobra cada vez mayores adeptos, incluida la clase científica, como medida de prevención de múltiples enfermedades relacionadas con el corazón, la diabetes e incluso el cáncer.

http://www.abc.es/familia-vida-sana/20151010/abci-comida-logica-201510091328.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *