DIETAS, FACTORES y HÁBITOS ALIMENTARIOS. ENFERMEDADES ASOCIADAS Y PREVENCIÓN

Vamos a pararnos y centrarnos en el significado de la dieta y la alimentación en la sociedad actual: El término dieta se refiere al hábito alimenticio de una persona.

Existen una gran variedad de dietas, algunas de ellas hacen referencia simplemente a un determinado estilo de vida, como la dieta mediterránea o la dieta vegetariana. Las dietas terapéuticas están diseñadas para personas con determinadas dolencias, como la dieta libre de gluten para la enfermedad celíaca o la dieta baja en sodio para las personas que sufren hipertensión. Lo más importante es aconsejarse por un especialista en nutrición que evalúe y haga el seguimiento para cada caso concreto.

Es importante distinguir las necesidades fisiológicas de cada persona en las distintas etapas de la vida, que indudablemente deben ser consideradas por separado y con requerimientos nutricionales diferentes. Por ello se debe tener en cuenta cada caso concreto: situaciones fisiológicas en la edad infantil, adolescencia, deportistas, la mujer gestante y lactante, mujeres menopaúsicas y personas mayores.

A la hora de alimentarnos y nutrirnos de forma saludable, no es válido hacer dietas durante un tiempo determinado, especialmente si lo que queremos resultados a largo plazo. Lo esencial es que adquiramos unos hábitos alimenticios sanos y duraderos.

FACTORES Y HÁBITOS ALIMENTARIOS

Desde Ecomimarse creemos que lo más importante es inculcar desde las edades tempranas un estilo de vida saludable. Los hábitos alimentarios se forman y desarrollan en la infancia, principalmente en el ámbito familiar. Los conocimientos de los progenitores y las creencias transmitidas sobre lo que alimenta o no, se dan desde los primeros años de vida y configuran, en mayor o menor medida, el comportamiento alimentario futuro de un hijo. Al igual que es necesario educar en valores, también lo es educar en hábitos saludables y alcanzar una dieta rica y saludable.

Pero nunca es tarde para empezar a modificar nuestra forma de alimentarnos y nuestros hábitos nutricionales. Cada elección diaria que se haga en las comidas es importante ya que el alimento está relacionado directamente como medicina y por lo tanto con la salud, poniendo de relieve la importancia de una correcta educación nutricional en cualquier etapa de nuestra vida, para evitar las consecuencias de los malos hábitos alimentarios y de vida, cada vez más presentes en la sociedad actual.

No obstante, los hábitos alimentarios se ven afectados por diferentes aspectos:

  • Influencia social y sobrevaloración del prestigio de algunos alimentos frente a otros
  • Factores económicos
  • Modas sobre tipos de comidas
  • Creencias de lo consideramos saludable y lo que no
  • Presiones publicitarias

Además, en la actualidad vivimos en una era en la que muchos de los alimentos que consumimos son ultraprocesados y pasan por distintos fases de producción y procesos químicos, estos se venden en grandes cantidades para maximizar su rentabilidad. Por lo que es de vital importancia educar a todos las personas en los aspectos nutritivos. 

Como sabemos las consecuencias pueden ser preocupantes tal y como se recogen en numerosas publicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En el Simposium en 2016 el sobre nutrición fue sobre “Dietas saludables y una nutrición adecuada para todos son esenciales para erradicar el hambre y la desnutrición para 2030” organizado conjuntamente por la FAO y la Organización Mundial de la Salud (OMS) se concluyó con un recordatorio rotundo de la importancia de promover dietas saludables y garantizar una nutrición adecuada para todos con el fin de erradicar el hambre y la desnutrición para 2030, una meta establecida por los países miembros de la ONU.

http://www.who.int/nutrition/closing-pressrelease-FAOWHO-transformation-foodsystems/en/

No quiero dejar de recoger unas referencias sobre la actividad física como otro factor esencial de hábitos de vida saludables junto con el complejo dieta y la nutrición para adquirir una salud adecuada. Algunos aspectos relevantes incluyen:

  • El gasto de energía a través de la actividad física es una parte importante de la ecuación de balance de energía que determina el peso corporal. Una disminución en el gasto de energía a través de la disminución de la actividad física es probable que sea uno de los principales factores que contribuyen a la epidemia mundial de sobrepeso y obesidad.
  • La actividad física tiene gran influencia sobre la composición corporal – de la cantidad de grasa, músculo y el tejido óseo.
  • En gran medida, la actividad física y nutrientes comparten las mismas rutas metabólicas y pueden interactuar de diversas maneras que influyen en el riesgo y la patogénesis de varias enfermedades crónicas.
  • La aptitud cardiovascular y la actividad física han demostrado reducir significativamente los efectos del sobrepeso y la obesidad en la salud.
  • La actividad física y la ingesta de alimentos son ambos comportamientos específicos y mutuamente interactuantes que son y pueden ser influenciadas en parte por las mismas medidas y políticas.
  • La falta de actividad física es ya un peligro para la salud mundial y es un problema frecuente y rápidamente creciente en los países desarrollados y en desarrollo, sobre todo entre los pobres de las grandes ciudades.

ENFERMEDADES ASOCIADAS A LOS MALOS HÁBITOS NUTRICIONALES

Es importante saber que existen enfermedades relacionadas directamente con malos hábitos alimenticios que tenemos que mencionar dada su importancia: diabetes, obesidad, osteoporosis, anemia, enfermedad coronaria, cáncer, beriberi, hipercolesterolemia, hipertensión arterial, osteomalacia y raquitismo, gota, bocio y caries. La alimentación, junto con el estilo de vida de las sociedades occidentales, está contribuyendo notablemente a esta epidemia de los países desarrollados.

Según la OMS, 2.7 millones de personas mueren al año como consecuencia del insuficiente consumo de frutas y verduras. Este constituye uno de los principales factores de riesgo para la mortalidad a nivel mundial. Se estima que en 2017 unos 3,9 millones de muertes se debieron a un consumo inadecuado de frutas y verduras. Esta insuficiencia causa cerca de un 19% de los cánceres gastrointestinales, 31% de las cardiopatías y 115 de los accidentes cerebrovasculares. Su recomendación es incluir al menos 400g diarios de frutas y verduras para prevenir de enfermedades crónicas como el cáncer, la obesidad, las cardiopatías o la diabetes.

  1. Diabetes

En la diabetes hay una importante predisposición genética, pero también el estilo de vida y la alimentación juegan un papel importante. Esta enfermedad se asocia con el sedentarismo, las comidas calóricas y ricas en grasas saturadas, etc.

  • Según el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Deseases), una alimentación saludable para diabéticos debe incluir: Limitar el consumo de alimentos azucarados, grasas saturadas y alcohol, incorporar a la dieta frutas y verduras, alimentos integrales y comer porciones más pequeñas.

https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/diabetes/informacion-general/nutricion-alimentacion-actividad-fisica

  1. Osteoporosis

Los azúcares, las carnes y las grasas favorecen el desarrollo de la enfermedad. Será importante realizar un aporte correcto de calcio, fósforo y vitamina D a través de la alimentación desde infancia para la prevención de la osteoporosis, ya que es un factor decisivo a la hora de alcanzar un buen pico de masa ósea y previene la pérdida de masa mineral ósea. Su gran importancia se debe a que el calcio y fósforo forman parte de la masa ósea y la vitamina D es imprescindible para que este calcio se absorba.

  • Para prevenir la osteoporosis, la recomendación incluye el consumir de alimentos derivados de la leche (leche, yogures, quesos), en pescados azules de tamaño pequeño como sardinas y anchoa y moluscos bivalvos como las almejas, frutos secos como almendras y nueces, legumbres secas, yema del huevo y vegetales de hoja verde como la espinaca, col rizada y acelgas. Evitar los alimentos procesados, alcohol y café que inhiben la absorción de calcio y consumir más que aporten calcio. Tanto la vitamina C (necesaria para la síntesis de colágeno) como la vitamina A serán importantes también a la hora de prevenir osteoporosis. Los alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 contribuyen a prevenir osteoporosis. Alimentos ricos en omega 3: aceites de semillas como por ejemplo chia y lino, frutos secos como las nueces, pescados azules como sardinas, caballa, atún y salmón entre otros.

https://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumenI.cgi?IDARTICULO=79630

https://www.redalyc.org/pdf/3092/309243316010.pdf

  1. Cáncer

El cáncer es otra enfermedad en la cual la genética tiene gran protagonismo. Sin embargo, se sabe también que una dieta basada en excesos de grasa y poco contenido de fibra, incrementa el riesgo de padecer cáncer de colon y estómago. Se debe procurar comer de manera sana, variada y equilibrada, realizar ejercicio físico con regularidad y evitar tóxicos como el tabaco y el alcohol.

En el caso de ser un paciente con cáncer es conveniente incrementar el consumo de:

La alimentación en los casos de cáncer deber ser individualizada en función de cada persona.

http://www.sanar.org/cancer/cancer-de-colon (cáncer de colon y estómago)

https://www.cancer.gov/espanol/cancer/causas-prevencion/riesgo/dieta

https://www.cancer.org/es/tratamiento/supervivencia-durante-y-despues-del-tratamiento/bienestar-durante-el-tratamiento/nutricion.html

https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0211139X05748514

https://www.cancer.net/es/desplazarse-por-atencion-del-cancer/prevencion-y-vida-saludable/la-alimentacion-y-el-riesgo-de-cancer

  1. Sobrepeso y obesidad

La principal causa del incremento de peso es la ingesta superior a las necesidades que requiere el organismo, especialmente en lo que refiere a grasas saturadas, azucares simples y harinas refinadas.

El aumento de peso corporal puede prevenirse mediante el uso de dietas que contienen alimentos de baja densidad energética.

http://www.samst.es/obesidad/Guia%20Practica%20Clinica%202003%20obesidad%20por%20SEEN.pdf

https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1575092212001726

http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v27n3/17_original_14.pdf

  • Una dieta que incluya más cantidad de frutas y verduras y menos azúcar, sal y grasas saturadas, conjuntamente con la práctica regular de actividad física, contribuye a disminuir las tasas de muerte por enfermedades como la osteoporosis, las cardiovasculares, la diabetes, distintos tipos de cáncer y la obesidad.
  1. Hipertensión arterial

El exceso de grasas y sal en la alimentación puede causar hipertensión arterial. La presión elevada impide la correcta circulación de la sangre, lo que puede derivar en accidentes cardiovasculares con consecuencias que incluyen infartos o embolias. La dieta DASH, “Dietary Approaches to Stop Hypertension”, es un enfoque de por vida a una alimentación saludable que está diseñado para ayudar a tratar o prevenir la presión arterial alta (hipertensión). La dieta DASH anima a reducir el sodio en la dieta y comer una variedad de alimentos ricos en nutrientes como vegetales, frutas sin almidón y fibra que ayudan a disminuir la presión arterial. En realidad esta dieta enfatiza los alimentos ricos en calcio, potasio, magnesio y fibra, que al combinarse, ayudan a disminuir la presión arterial.

http://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/nutrition-and-healthy-eating/in-depth/dash-diet/art-20048456

La restricción en la ingesta de sodio, el control de peso y la moderación en el consumo de alcohol, la mejora de la dieta (aumento en el consumo de cereales, verduras, frutas…) y la actividad física  parecen tener un gran impacto en el control de las cifras de presión arterial.

  • Mejorar la alimentación, aumentando el consumo de verduras, legumbres, cereales integrales, lácteos, pescado, evitando un aporte insuficiente de nutrientes (especialmente de calcio, magnesio, proteínas y vitamina D) puede tener un mayor beneficio en el control de la presión arterial que el seguimiento de pautas restrictivas más extendidas en la práctica.

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112016001000013

https://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1409-14292010000100008

  1. Hipercolesterolemia

El colesterol se encuentra en los alimentos de origen animal como las carnes, huevos, mantequilla y derivados.

El colesterol es una sustancia grasa que forma parte de un conjunto denominado lípidos y es fundamental en el mantenimiento de la estructura de las células del organismo y es la base para la síntesis de otras sustancias como vitaminas u hormonas sexuales.

La hipercolesterolemia consiste en la presencia de colesterol en sangre por encima de los niveles considerados normales. La hipercolesterolemia daña las arterias, favoreciendo la aparición de aterosclerosis, lo que a la larga puede llevar a un infarto.

  • Una dieta que incluya fibra, frutas, verduras, pescados azules (salmón, atún, sardinas), frutos secos y cereales integrales, es ideal para prevenir el colesterol elevado. Así como evitar las grasas saturadas. En función de la dieta basal y de la disminución en el aporte de grasa saturada se pueden obtener reducciones en el c-LDL (Colesterol malo) de un 10 a un 20%.

Además de reducir el colesterol y los triglicéridos, una dieta adecuada tiene otros efectos beneficiosos sobre la pared vascular. Puede ayudar a reducir los efectos nocivos producidos por la oxidación y disminuir la tensión arterial y la resistencia a la insulina.

https://www.colesterolfamiliar.org/habitos-de-vida-saludables/dieta-y-nutricion/
https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1695403309002057

  1. Gota

Esta afección también se asocia con el exceso en el consumo de carne roja, bebidas alcohólicas y azucaradas. Ya que esto eleva la concentración de ácido úrico en sangre causando dolores en articulaciones, pies y rodillas.

  • Para evitarlo, el consejo incluye mayor consumo de legumbres, hortalizas y frutas y menos carne.

Se han descrito nuevos factores de riesgo, no reconocidos anteriormente, como la fructosa y las bebidas edulcoradas. Finalmente, también se han descrito factores protectores, como los lácteos desnatados.

  1. Caries

La salud bucal está estrechamente ligada con los hábitos alimenticios y la higiene. Una ingesta regular de alimentos ricos en azúcar, grasas, hidratos de carbono, conjuntamente con una mala higiene, constituyen el caldo de cultivo para la aparición de caries.

https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-nutricion-caries-accion-preventiva-13042395

https://www.mouthhealthy.org/es-MX/az-topics/d/diet-and-dental-health

  • Para prevenir las caries, evita estos alimentos y mantén una higiene bucal adecuada.

ECOMIMARSE QUIERE QUE ADQUIERAS EL HÁBITO DE CUIDARTE Y MIMARTE TODOS LOS DÍAS

Comer saludable te ayudará a vivir más y mejores años. La felicidad y la salud son innegociables. Apliquémonos un principio fundamental: “come para vivir, no vivas para comer”. Lo importante es aprender a comer pensando en el aporte nutricional que le das a tu cuerpo, que es tu medio con el mundo.

Algunos de los beneficios que verás en ti mismo, si decides tener una alimentación más reconstituyente serán:

  • Reducirás el colesterol, triglicéridos y presión arterial.
  • Contribuirás a la pérdida de peso cuando verdaderamente sea necesario.
  • Reducirás la aparición de enfermedades cardiovasculares.
  • Ayudarás a tu sistema inmune.
  • Tendrás la energía necesaria para todo lo que quieras hacer en tu día.

«Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”- Hipócrates (siglo V a.C).

OTROS PUNTOS DE INTERÉS:

  • Película recomendada: “PLANEAT

Dirección: Shelley Lee Davies, O Shlomi
Guión: Shelley Lee Davies, O Shlomi
Música: Ernie Madera
Ilustración: Lilli Inglés
Gráficos y animación: YAYA Halawani, NICO ARGAST, PIXECO
Fotografía adicional: Amiram Bukowski
Reparto: Yvonne O’Grady
Productora: STUDIO 58 y Dartmouth Films, Fledgling Found y Sound Node
Género: Documental
Duración: 87 minutos
País: Reino Unido
Año: 20 de mayo de 2011

Web official: http://planeat.tv/

Sinopsis:

La película analiza los posibles beneficios nutricionales y ambientales de la adopción de una dieta basada en plantas y alimentos integrales basada en la investigación de T. Colin Campbell, Caldwell Esselstyn y Gidon Eshel.

ARTÍCULO recomendado “Estilos de vida y alimentación”

Desde siempre se ha sabido que una adecuada alimentación es muy importante para la salud y el normal funcionamiento del cuerpo. A la hora de hacer la compra la salud es uno de los principales motivos que tienen en cuenta los miembros de las sociedades desarrolladas para la elección de los alimentos. Pero en el trabajo campo que hemos realizado sobre el consumo de alimentos funcionales se detecta un aspecto nuevo en la elección de productos alimenticios: los alimentos tienen que ayudar a envejecer con calidad de vida, es decir, vivir más años y con mayor calidad de vida. El gusto de los consumidores está siendo modificado lentamente y orientando hacia un consumo de alimentos que se rija por los principios de una dieta óptima.

http://www.ugr.es/~pwlac/G25_27Luis_Alvarez-Amaia_Alvarez.html

ARTÍCULO recomendado “Dieta, nutrición y la prevención de enfermedades crónicas”

Este informe recoge la opinión colectiva de un grupo internacional de especialistas y no representa necesariamente el criterio ni la política de la Organización Mundial de la Salud ni de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

http://www.who.int/nutrition/topics/dietnutrition_and_chronicdiseases/en/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *