RECETA DE QUINOA CON VERDURAS

RECETA DE QUINOA CON VERDURAS

La quinoa es una semilla considerada un “pseudocereal” muy rico en proteínas de origen vegetal.

  • Tiene mayor cantidad de proteínas que los cereales (se pone a la cabeza en la comparación con el arroz integral, el mijo y la cebada aunque no puede competir con las legumbres); pero en su composición nutricional la quinoa es mucho más rica ya que contiene los 8 aminoácidos esenciales.
  • Es un caso peculiar al ser un alimento de origen vegetal ya que proporción de proteínas está entre el 16% y el 23%, según la especie.
  • Si comparamos la quinoa con otros cereales, contiene muchas más grasas en su mayoría insaturadas, destacándose la presencia de ácidos omega 6 y omega 3.
  • Su principal nutriente son los hidratos de carbono complejos

¡Y como no tiene gluten es apta para celiacos!

Un dato histórico sobre la quinoa es que los antiguos incas llamaban a la quinoa “chisaya mama”, es decir, “la madre de todos los granos”, y el emperador se reservaba el honor de plantar las primeras semillas de la temporada con herramientas de oro.


Ingredientes (para 4 raciones)

Quinoa

  • 160 gr de quinoa. Esta cantidad es ideal por ejemplo si vas a mezclarla en una ensalada para 4 personas.
  • 300 ml de agua para cocerla. Siempre es aproximadamente un poco menos del doble de agua que de quinoa.

Elaboración de la quinoa:

  1. Es necesario lavarla previamente para eliminar un toque amargo que tiene así que ponla en un bol amplio, échale agua hasta que cubra de sobra la quinoa, y con tus propias manos o una cuchara remuévela un poco. Algunas quinoas ya las venden prelavadas, lo indicaría el paquete y no hace falta lavarlas.
  2. Ahora elimina el agua volcándola poquito a poco para que no se te salga la quinoa o utilizando un colador y vuelve a repetir la operación hasta que el agua, después de removerla junto con la quinoa, se vea transparente.
  3. Pon en una olla a fuego medio-bajo la quinoa junto con el agua, un chorrito de aceite de oliva y un poco de sal. Tapa la olla y deja que se cocine durante unos 18-20 minutos. La intensidad ideal del fuego es aquella que, aun estando baja, hace que todo el rato esté el agua borboteando un poco.
  4. Cuando llegue a los 18 minutos destápala y pruébala, si ya no se nota cruda o dura es que está lista así que si ya no le queda agua la puedes apartar del fuego, pero si le queda algo de líquido déjala destapada, sube el fuego un poco y espera un par de minutos a que se evapore el agua restante pero vigilando que no se pegue a la olla.
  5. Cuando esté lista la quinoa remuévela con un tenedor para que los granos no se peguen entre sí y se aireen un poco. Si la quieres consumir caliente ya está lista, pero si la quieres fría puedes cambiarla a otro recipiente, removerla de vez en cuando con un tenedor para que se enfríe más rápido y en cuanto esté fría puedes meterla a la nevera si lo necesitas.

Verduras salteadas

  • 1 cebolla picadita
  • 2 zanahorias en daditos
  • 4 cucharas de aceite de oliva
  • 6-8 champiñones laminados
  • 4 cabecitas de brócoli cortadito
  • ½ dientes de ajo sin el germen
  • 1 trozo de jengibre fresco picadito
  • Sal de Himalya o de Ibiza
  • 1 chorrito de salsa Tamari

Elaboración

  1. En una sartén pochamos la cebolla muy picadita con el ajito muy picadito y doramos
  2. Añadimos la zanahoria y el jengibre picadito y tapamos la sarten o wok un ratito (unos 5-8 min)
  3. Añadimos entonces el champiñón y doramos un poco destapado y volvemos a tapar la sartén unos 5 minutos.
  4. Finalmente añadimos el brócoli picadito, salamos y si queremos añadimos un poco de pimienta negra. Añadimos un chorrito de agua a la sartén o wok y dejamos que se cocine todo tapadito unos 5-10min.

Montaje Final

  • Con ayuda de un aro metálico introducimos la quinoa con cuidado aplastando suavemente con una cucharita.
  • Añadimos con mucho cuidado unas gotitas de salsa tamari.
  • Finalmente colocamos con mucho cuidado la capa de verduras salteadas por encima y adornamos con una ramita de brocolí.
  • Se puede adornar con un poco de cebollino picadito por encima.

NOTAS

  • La clave está en cocer la quinoa y dejarla en su punto justo, ni cruda ni pasada, para que esté suficientemente suelta y quede genial tanto en ensaladas como de guarnición o en cualquier plato que os apetezca (se echa incluso a las sopas y guisos).
  • Podemos elaborar esta receta con las verduras que nos gusten y así iremos modificando su sabor aunque esta combinación es realmente sabrosa y nutritiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *